La evaluación del y para el aprendizaje en la programación didáctica

La evaluación del y para el aprendizaje en la programación didáctica

En el post «La programación didáctica: una cuestión semántica, pragmática y flexible», definimos el concepto «programación didáctica» y te planteamos la estructura de apartados (capítulos) del libro Programaciones didácticas para ESO y Bachillerato. Terminamos el post comprometiéndonos a desarrollar una síntesis de cada uno de estos apartados.

Pues lo prometido es deuda, así que aquí te traemos la síntesis del séptimo capítulo. Puedes acceder a las síntesis de los capítulos anteriores a través de los enlaces que encontrarás en el post «La programación didáctica: una cuestión semántica, pragmática y flexible»


8. Evaluación del y para el aprendizaje.

Evaluar es emitir un juicio que se basa en la comparación de aquello que se observa con algún criterio que se considera válido y adecuado. Dicho juicio puede consistir en una respuesta que contenga indicaciones de mejora (evaluación formativa) y no necesariamente una calificación. Por este motivo, no se ha de confundir evaluar con calificar, ya que esto último implica asociar el desempeño del alumnado con una nota, es decir, una calificación.

La programación didáctica ha de otorgar mayor importancia a la evaluación como herramienta para lograr el aprendizaje sin descuidar la evaluación de lo que se aprende. 

En este apartado de la programación, se propone incluir los siguientes subapartados:

  1. Principios de evaluación.
  2. Referentes de evaluación.
  3. Calificación.
  4. Técnicas e instrumentos de evaluación.
  5. Evaluación específica para el alumnado con NEAE.
  6. Grado de consecución de objetivos y competencias clave.

8.1 Principios de evaluación.

En este primer subapartado se deben fijar los principios básicos, concretando lo que indica la legislación y las orientaciones básicas a nivel de centro educativo.

No se trata de copiar y pegar lo que ya indica la legislación, sino de concretar y particularizar. De comprometerse, mojarse e indicar los principios y las reglas básicas en las que se basará la evaluación.


8.2 Referentes de evaluación.

En este subapartado no han de desaparecer los instrumentos de evaluación, pero han de considerarse como tales: instrumentos, es decir, herramientas, y no fines en sí mismos. En una programación por competencias, los referentes para la evaluación no son los instrumentos, sino los criterios de evaluación, los descriptores operativos de las competencias clave y el propio crecimiento del alumnado (cognitivo, emocional, afectivo…).

En definitiva, tomando como marco la LOMLOE y su desarrollo curricular, los criterios de evaluación y los descriptores operativos, que la legislación facilita para cada una de las materias del currículo, son la piedra angular de la evaluación.

Obviamente se debe tenerse en cuenta el progreso del propio alumnado, por lo que debemos atender también a una evaluación idiosincrática.


8.3 Calificación.

En el subapartado de calificación, es muy importante especificar de forma clara los porcentajes que permitirán obtener la calificación final del alumnado, y de esta forma justificar la nota del boletín de calificaciones y dar una respuesta clara, directa y coherente a potenciales reclamaciones.

La calificación se obtendrá de un conjunto de criterios de evaluación y descriptores, que contribuirán a la nota de forma proporcional, según el porcentaje que se le haya asignado a cada uno de ellos.


8.4 Técnicas e instrumentos de evaluación.

En el cuarto subapartado proponemos incluir las técnicas e instrumentos de evaluación que se utilizarán. Estas técnicas e instrumentos deben ser diversos y cumplir con las características de evaluación indicadas en la legislación y concretadas por el propio centro educativo. También es necesario no perder de vista las características de una evaluación inclusiva. 


8.5 Evaluación específica para el alumnado NEAE.

En la programación didáctica se han dedicado diferentes apartados y subapartados para reflexionar y planificar la atención del alumnado con NEAE. La evaluación no puede ser menos, y en este sentido se propone incluir un subapartado que atienda las peculiaridades del alumnado con mayores barreras para el acceso, el aprendizaje y la participación.

No se trata de detallar las medidas de respuesta educativa, y menos aún de reflexionar sobre las peculiaridades del alumnado con NEAE, sino de indicar las medidas que se tomarán en cuanto a la evaluación y la calificación. Para ello es necesario partir del  análisis previo de la realidad del grupo-clase (capítulo II).


8.6 Grado de consecución de objetivos y competencias clave.

Por último, puesto que el grado de consecución de los objetivos de la etapa y de adquisición de competencias clave es el referente para la promoción y la titulación en la ESO y también son una referencia en Bachillerato, la programación didáctica tiene que considerar cómo evaluar este logro.

En el libro proponemos diferentes estrategias y finalmente nos «mojamos» por una de ellas.


Formación re-Programa

Recuerda que en sección Web «Formación» puedes encontrar la oferta formativa de re-Programa:


Feliz miércoles.

Elio y Raül

Suscríbete a la Newsletter (banner de la derecha) y recibe el usuario y la contraseña para acceder al apartado web de Recursos. En esta sección web podrás visualizar presentaciones y descargar plantillas para desarrollar tu programación didáctica.

One thought on “La evaluación del y para el aprendizaje en la programación didáctica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *