Las orientaciones metodológicas en la programación didáctica

Las orientaciones metodológicas en la programación didáctica

En el post «La programación didáctica: una cuestión semántica, pragmática y flexible», definimos el concepto «programación didáctica» y te planteamos la estructura de apartados (capítulos) del libro Programaciones didácticas para ESO y Bachillerato. Terminamos el post comprometiéndonos a desarrollar una síntesis de cada uno de estos apartados.

Pues lo prometido es deuda, así que aquí te traemos la síntesis del sexto capítulo. Puedes acceder a las síntesis de los capítulos anteriores a través de los enlaces que encontrarás en el post «La programación didáctica: una cuestión semántica, pragmática y flexible»


6. Orientaciones metodológicas.

La LOMLOE establece en su artículo 26 los principios pedagógicos de la ESO. En el caso del Bachillerato, los principios los encontramos en el artículo 35.

Además, tal y como se ha analizado en el post «El perfil de salida y las competencias clave en la programación didáctica«, las competencias clave deben desarrollarse aplicando unas estrategias metodológicas cuya piedra angular consista en una planificación rigurosa de lo que se pretende conseguir. En esta se ha de indicar cuáles son los objetivos, los recursos, los métodos didácticos, la evaluación y la retroalimentación. Esta planificación se plasma precisamente en la programación didáctica.

El anexo III de los reales decretos de ordenación y enseñanzas mínimas establecen las orientaciones básicas que deben tenerse en cuenta respecto al diseño de las situaciones de aprendizaje. Estas orientaciones básicas han sido desarrolladas en los diferentes decretos autonómicos, llegando en algunos casos en establecer orientaciones específicas para cada materia.

En base a esas orientaciones, las líneas básicas para establecer una estrategia metodológica deben fijarse por parte del centro educativo, ya que corresponden a la concreción curricular de centro. De este modo, todo el profesorado de un mismo centro educativo ha de seguir las estrategias básicas que identifiquen los valores, objetivos y prioridades de actuación establecidos por el centro, y por tanto, idealmente todo el claustro debe seguir la línea metodológica establecida.

De esta manera se evita que se puedan encontrar en un mismo centro metodologías dispares, incluso contradictorias. Este modelo se basa en que las orientaciones metodológicas indicadas en el Proyecto Educativa de Centro (PEC) y en la concreción curricular deberían haber sido desarrolladas por todo el claustro, de forma que sean el fruto de un consenso y no de una imposición.

En este apartado de la programación debe incluirse:

  1. Las orientaciones metodológicas de base.
  2. Las orientaciones metodológicas específicas para la atención a la diversidad.

6.1 Las orientaciones metodológicas base.

Las orientaciones legislativas y de centro son básicas y requieren de particularización por parte del profesorado y del equipo docente. El texto de este apartado puede recordar todo lo que nos indica la legislación y el propio centro, pero no debe quedarse simplemente en este recordatorio, sino que necesariamente debe concretar cómo estas medidas se llevarán a la práctica en el aula. En consecuencia, el texto de este apartado debe ser concreto, conciso y responder al «cómo». Es importante tener presente que la programación didáctica es un documento práctico y operativo, y no un libro de texto que se limita a exponer las distintas metodologías.

En función de la aproximación metodológica por la que se opte, es posible que se utilicen distintas estrategias para el desarrollo de las situaciones de aprendizaje (SSAA). En este caso, es necesario describir cada una de estas estrategias y asociarlas a las distintas SSAA. También es posible definir una única estrategia didáctica, por ejemplo el trabajo por proyectos de investigación, e indicar que esta será la estrategia referente para todas las SSAA.


6.2 Las orientaciones metodológicas específicas para la atención a la diversidad.

En relación a la atención a la diversidad, puesto que es de esperar un grupo heterogéneo, este apartado de la programación didáctica debe incluir, además de las orientaciones metodológicas, información acerca de la atención a la inclusión educativa, que consiste en identificar las necesidades específicas del alumnado para garantizar la igualdad de oportunidades y lograr todo su desarrollo potencial. Esto requiere la identificación y eliminación de barreras, el uso de recursos para dar respuesta a la diversidad del aula y el desarrollo de un currículo y unos valores inclusivos. Por tanto, se ha de dar respuesta a los distintos ritmos de aprendizaje y adaptar las competencias específicas y los saberes.

El grueso de este apartado debe dedicarse a las medidas dirigidas a todo el grupo-clase (nivel de respuesta II), están detalladas en las SSAA, las coordina el tutor o la tutora y las aplica todo el equipo docente. En esencia, incluyen la atención a la diversidad en las programaciones (actividades de ampliación y refuerzo, prevención de dificultades, etc.) y las actuaciones transversales que fomenten la igualdad, la convivencia, la salud y el bienestar. Se recomienda especificar las acciones para cada una de las tres dimensiones que se definen en el Index for inclusion de Booth, Ainscow y Kingston.


Formación re-Programa

Recuerda que en sección Web «Formación» puedes encontrar la oferta formativa de re-Programa:


Feliz miércoles.

Elio y Raül

One thought on “Las orientaciones metodológicas en la programación didáctica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *